El Feudalismo es un sistema contractual de relaciones políticas y militares entre los miembros de la nobleza de Europa occidental durante la alta edad media. El feudalismo se caracterizó por la concesión de feudos (casi siempre en forma de tierras y trabajo) a cambio de una prestación política y militar, contrato sellado por un juramento de homenaje y fidelidad. Pero tanto el señor como el vasallo eran hombres libres,

Wednesday, September 28, 2005

¡¡¡Ahora te toca trabajar a ti!!!

Luego de leer algunos datos y complementarlos con tus conocimientos deberás poder responder algunas preguntas, es bueno que las anotes en tu cuaderno y luego las compares con el resto de tus compañeros..... Puedes recurrir a textos, imágenes o sitios de Internet
1. ¿Puedes encontrar algún elemento común entre la sociedad feudal y la de hoy en día?
2. ¿Puedes explicar para que utilizaban las armas durante la sociedad feudal?
3. ¿Puedes distinguir cada uno de los estamentos que conformaban la sociedad feudal?
4. ¿Puedes explicar de que se trataba la relación señor- vasallo?
5. ¿Qué relación existía entre la Iglesia y el Estado durante esta época?
Luego de que respondas tus preguntas comparte tus conclusiones con tus otros compañeros...

Tuesday, September 27, 2005

Los estamentos sociales


La división en tres ordenes se subdividía a su vez en estamentos compactos y perfectamnete delimitados.
En una primera división, se encuentra el grupo de los privilegiados, todos ellos señores,
eclesiásticos o caballeros. En la cúspide se encontraba el Rey, después el Alto Clero integrado por arzobispos, obispos y abades y el Bajo Clero formado por los curas y sacerdotes, y por últimno la nobleza. Es este grupo de privilegiados el que forma los señores y los caballeros, y estos últimos a su vez podían ser señores de otros caballeros, dependiendo de su poder y de la capacidad de subinfeudar sus tierras. El Alto Clero, además de las tareas que dentro de los tres órdenes le habían sido encomendadas para salvar las almas y sostener la doctrina moral que mantenía el feudalismo, podían ser a su vez señores y entregar parte de sus bienes para la defensa de su comunidad.
Los no privilegiados eran la
burguesía, los artesanos, los sirvientes y los campesinos, que se subdividían a su vez en colonos y aldeanos. A estos correspondía el sometimiento a la tierra y, por tanto, a quien de ella dependiera, trabajándola y entregando una parte de sus frutos al señor, o bien, en el caso de artesanos y burgueses, debían obediencia a quien les garantizaba la defensa de la ciudad y la entrega de bienes o dinero.

Los señores y los vasallos


El feudalismo se caracteriza por un tipo de relación social que se conoce como vasallaje, que se dio básicamente entre los nobles y el monarca. El vasallaje se define como un conjunto de instituciones que crean y rigen obligaciones de obediencia y servicio —principalmente militar— por parte de un hombre libre llamado “vasallo” hacia un hombre libre llamado “señor” y obligaciones de protección y sostenimiento por parte del “señor” respecto del “vasallo”. La mayoría de las veces la obligación de sostenimiento del señor implicaba que éste otorgara al vasallo la posesión de una extensión de tierra llamada “feudo”. El feudo o propiedad territorial fue la pieza clave de los lazos de dependencia entre un señor y un vasallo.

El Homenaje


El homenaje era un ritual por el que un señor concedía un
feudo a otro hombre de la clase privilegiada a cambio de unos servicios y prestaciones, generalmente de orden militar.
La figura del homenaje adquiere mayor relevancia entre los siglos XI al XIII, destinándose la parte más noble del castillo para ello, la torre, y en el ceremonial participaban dos hombres: el vasallo que, arrodillado, destocado y desarmado frente al señor con las manos unidas en prueba de humildad y sometimiento, espera que éste le recoja y lo alce, dándose ambos un reconocimiento mutuo de apoyo y un juramento de fidelidad. El señor le entregará el feudo en pago por sus servicios futuros, que generalmente consistía en bienes inmuebles: grandes extensiones de terreno, casi siempre de labranza. El juramento y el vasallaje será de por vida.

¿Dónde vivían los señores feudales?



Los señores feudales vivían en los castillos, estos eran una construcción fortificada con fines defensivos o paramilitares. Altas torres y espesos muros son los rasgos mas característicos de los castillos de la antigüedad y de la edad Media.
Estas fortalezas servían a los señores feudales para mantener el dominio militar en sus territorios; en ellas se refugiaban en caso de revueltas. Alrededor de un núcleo central en forma de torre se levantaban los edificios de menor importancia. Los castillos se construían en lugares de difícil acceso y fáciles de defender.
Los castillos permitían el control de la población, de la agricultura, de la ganadería, del comercio y de los abastecimientos de su comarca en un momento en que eran constantes las luchas por afianzar y aumentar el dominio sobre el territorio,pues la fuerza militar equivalía al poder político y económico.
http://olmo.pntic.mec.es/~jjig0006/index.html

Algunos castillos que se conservan hasta hoy en día......Conocelos!!!!





Monday, September 26, 2005

¿Qué armas utilizaban durante esta época?



http://es.encarta.msn.com/

Saturday, September 24, 2005

La caída del feudalismo

A partir del siglo XIII, la mejora de las técnicas agrícolas y el consiguiente incremento del comercio hizo que la burguesía fuera presionando para que se facilitara la apertura económica de los espacios cerrados de las urbes, se redujeran los tributos de peaje y se garantizaran formas de comercio seguro y una centralización de la administración de justicia e igualdad de las normas en amplios territorios que les permitieran desarrollar su trabajo, al tiempo que garantías de que los que vulnerasen dichas normas serían castigados con igual dureza en los distintos territorios.
Aquellas ciudades que abrían las puertas al comercio y a una mayor libertad de circulación, veían incrementar la riqueza y prosperidad de sus habitantes y las del señor, por lo que con reticencias pero de manera firme se fue diluyendo el modelo. Las alianzas entre señores eran más comunes, no ya tanto para la
guerra, como para permitir el desarrollo económico de sus respectivos territorios, y el rey fue el elemento aglutinador de esas alianzas.